Saltar al contenido
Internetizados

10 razones por las que los introvertidos trabajan mejor en casa

Introvertidos y teletrabajo

No hay duda de que las personas introvertidas trabajan mucho mejor en su casa, alejados del mundanal ruido y de la gente. Esto no significa que los introvertidos odien a cualquier persona que se cruce en su camino, simplemente están agusto en soledad. Es más, muchas razones por las que los introvertidos trabajan mejor en casa no tiene absolutamente nada que ver con su relación con terceras personas.

Aquí van esas razones por las que los introvertidos trabajan mejor desde su casa:

1. Odian las charlas de oficina.

Si una cosa es odiada totalmente por las personas introvertidas es el hablar por hablar. Estas personas se conforman fácilmente con un saludo fugaz, no necesitan que sus compañeros les cuenten las últimas novedades y cotilleos de la oficina. Un trabajo fuera de casa puede sobrecargarles totalmente.

Es evidente que uno de las características de los trabajos desde casa es que no tenemos que hablar con mucha gente. Cuando un introvertido trabaja en su casa no tiene que hablar prácticamente con nadie (salvo con los miembros de su familia).

2. Son observadores.

Las personas introvertidas tienden a ser muy observadores. Muchas cosas que se nos pasan por alto al común de los mortales, a ellos no se les escapan. Escanean con minuciosidad su entorno y pueden adaptarse fácilmente al mismo.

Pero ojo, lo que puede ser una ventaja puede tornarse en un inconveniente. Una persona introvertida en una oficina muy ajetreada puede llegar a tener graves problemas de concentración, que le impidan desarrollar adecuadamente su tarea diaria o terminarla a tiempo.

3. Les gusta sentirse cómodos.

Para cualquier persona la comodidad es un punto importante para encontrar la satisfacción en su puesto de trabajo. Y para sentirse cómodo con uno mismo, lo primero que tenemos que hacer es sentirnos cómodos en nuestro entorno.

La razon esta clara. Un introvertido trabajará mejor en su hogar, ya que se sentirá tremendamente cómodo en su propio entorno, en su burbuja. Sin duda, trabajar en su casa le hará bajar varios puntos su nivel de estrés o ansiedad.

Muchas personas trabajan fenomenal en ambientes de estrés o bajo presión. Sin duda, no es el caso de los introvertidos o de las personas muy tranquilas.

4. Menos distracciones.

Cualquier lugar público, y aquí incluyo los puestos de trabajos tradicionales fuera de casa, están completamente llenos de distracciones. Esto se puede convertir en un santiamén en una explosión de ansiedad para una persona introvertida, que sea sensible a este tipo de distracciones.

Interrupciones frecuentes pueden tener la consecuencia de que una persona introvertida en ocasiones no pueda completar sus tareas adecuadamente. Cuando trabajamos desde nuestra propio domicilio, estas interrupciones pueden ser controladas con facilidad o incluso eliminadas, lo que puede ayudarles a centrarse en su trabajo, optimizando su tiempo disponible y aumentando la productividad.

5. Son independientes.

Por regla general los introvertidos tienden a confiar en sí mismos más que otras personas. Ello los convierte en personas muy independientes en sus vidas profesionales y personales, lo que les lleva a ser candidatos ideales para trabajar desde su casa.

No necesitan depender de una persona en su trabajo, ni ser controlados constantemente para tener grandes resultados laborales. Por todo ello, ese alto grado de independencia es una gran cualidad de este tipo de caracter, máxime cuando trabajan desde su hogar.

6. Son creativos.

La creatividad forma parte de la naturaleza de muchas personas introvertidas. Si sumas todos los beneficios que una persona puede obtener trabajando en su domicilio, puedes formar una sólida base en la que un introvertido destaque en cuanto a creatividad.

Esto tiene una explicación bien sencilla. La mayoría de empleos tradicionales (aunque esto está cambiando) tienden claramente a minimizar hasta el absurdo la capacidad creativa de los empleados, especialmente si tienen un caracter introvertido. Lógicamente estas personas se sentirán completamente frustradas, insatisfechas y sin ninguna motivación.

7. Son de fiar.

Otra característica de las personas introvertidas es que normalmente no les gusta en absoluto la confrontación. Las discusiones con sus iguales, jefes o subordinados, incluso a través de medios telemáticos o telefónicos, les hacen sentirse simplemente mal, desencadenando inmediatamente en situaciones de estrés o ansiedad. Este miedo al conflicto les hace extraordinariamente fiables.

Por eso son personas ideales para trabajar en casa, incluso por cuenta ajena, ya que intentarán evitar cualquier tipo de inconveniente, y para ello, la mejor solución es trabajar más y mejor, culminando con éxito todas las tareas diarias. Ninguna de estas personas quiere que le pidan explicaciones por su trabajo, especialmente si estas explicaciones tienen son en forma de reprimenda.

8. Facilidad para la desconexión.

Una característica especial de los introvertidos es que dado su carácter tienen una especial facilidad para desconectar mentalmente, para encontrarse consigo mismo. Este tipo de técnicas son un extraordinario remedio natural para reducir al máximo el estrés y para liberar de forma automática la energía acumulada. Además ayuda sobremanera a aclarar nuestras mentes, lo que es perfecto para aumentar la concentración que requiere los trabajos más exigentes.

Las personas introvertidas pueden aplicar estas técnicas de forma más eficiente en sus propios domicilios ya que cuentan con la posibilidad de desconectar mentalmente en cualquier momento, aunque sea un corto periodo de tiempo, sin las dificultades que supondría hacer lo mismo trabajando en una oficina al uso.

9. Son autosuficientes.

Trabajar en casa es simplemente una gran opción para las personas introvertidas, debido a su gran nivel de autosuficiencia. Este tipo de personas son trabajadores independientes y son capaces de utilizar recursos que en muchas ocasiones se pasan por alto a otras personas, por lo que tienen menos dependencia de terceras personas.

Muchos problemas pueden resolverse por este tipo de personas de forma totalmente individual, sin necesidad de pedir ayuda o consejo a un compañero o al jefe. Dicho de otra forma, una persona introvertida tratará de buscar una solución al problema antes de verse en la situación de depender de una tercera persona para dar respuesta al mismo.

10. Son muy comprometidos con los objetivos.

Tenlo claro, si una persona introvertida se fija una meta, lo más probable es que la alcance en un periodo de tiempo más que razonable. Los jefes de este tipo de personas tienen la suerte de poder dormir tranquilos después de contratarlos y permitirles trabajar desde su casa, ya que claramente los introvertidos necesitan de menos supervición para lograr sus objetivos.

Por las razones que acabamos de exponer, las personas introvertidas son candidatas ideales para trabajar desde sus casas, ya que no solo les gusta trabajar de forma aislada, sino que son más organizados y puntuales.

¿Qué os parece? ¿Estáis de acuerdo con lo expuesto?

Configuración