Saltar al contenido
Internetizados

Cómo abrir puertos en Livebox Plus Fibra

abrir puertos en Livebox Plus Fibra

Internet se ha convertido en una herramienta prácticamente indispensable en nuestra vida cotidiana. Tanto en casa como fuera de ella. En el ámbito laboral y en el ocioso. Uno de los aspectos más valorados sobre nuestra conexión es la velocidad. Si gozamos de fibra óptica, todos queremos sacarle la toda la potencia, que para eso la pagamos. Y abrir puertos en Livebox Plus es una magnífica manera de conseguirlo.

Abrir los puertos de un router de Livebox Plus, utilizados por Orange y Jazztel, supone una tarea fácil. Incluso a veces necesaria, si percibimos que nuestro internet va más ralentizado. Por ejemplo, para un mayor rendimiento si descargamos música, series y/o películas, con programas de archivos P2P como eMule o Torrent

También para la exigencia de rapidez de los juegos online, un sector al alza con la popularidad de ‘gamers’ y ‘streamers’. Que videoconferencias con varias personas no se ‘cuelguen’. E incluso para el control de cámaras de seguridad, ya sean de nuestro hogar o de nuestro negocio. En definitiva, para una eficiencia óptima en aplicaciones de internet. 

Qué son los puertos del router

Antes de explicar cómo abrir puertos en Livebox Plus, vamos a contar qué función tienen. El router que nos proporciona e instala nuestra compañía de internet gestiona la información recibida y enviada. Por ejemplo, desde nuestra red local enviamos peticiones a servidores de web para conectarnos a ellas. Una vez que la web procesa nuestra solicitud, hay un intercambio de datos. El router hace de interlocutor y guía la información. Son procesos que el dispositivo realiza de manera habitual para que podamos disfrutar de internet.

Para canalizar los datos, el router emplea una serie de puertos. De esta manera, filtra y envía los datos para que lleguen a su destinatario correcto. Estos canales podemos abrirlos y cerrarlos, como el dique de un río. Pero en lugar de agua, transporta paquetes de información. 

Todos los routers tienen más de 6000 puertos. En concreto, 65536. A contar desde el 0 hasta el nombrado 65.536. Para su asignación, hay un estándar instaurado por la IANA (Internet Assigned Numbers Authority). Dicha institución ostenta un papel vital en internet. Supervisa la asignación global de direcciones IP (Internet Protocol), coordina la raíz de dominios DNS y otros aspectos referentes a protocolos de internet. Los puertos quedan recogidos en tres categorías:

  • Puertos del 0 al 1023: Son los denominados puertos bien conocidos. Establecidos para el sistema operativo de nuestro ordenador y los protocolos más esenciales para su actividad.
  • Puertos del 1024 al 49151: Los puertos registrados. Reservados para la mayoría de aplicaciones instaladas en el PC.
  • Puertos del 49152 al 65536: Los puertos dinámicos o privados. Guardados para las aplicaciones que precisan la conexión a un servidor. 

¿Por qué abrir puertos del router?

Los puertos dinámicos o privados del router Livebox Plus son los que nos interesa abrir. Si no están configurados de manera adecuada, podemos tener dificultades en la velocidad de internet. Ya sea para navegar, descargar archivos o jugar online. Ahora, podríamos pensar que lo idóneo sería dejar estos canales abiertos siempre. Sin embargo, es un concepto equivocado. Si lo hiciéramos, correríamos riesgos en la seguridad. 

Si mantuviéramos los puertos dinámicos o privados abiertos por defecto, podríamos sufrir ciberataques. Los hackers aprovecharían para introducir malwares para entrar en nuestro ordenador, y así robarnos información. Ya sea fotos, documentos o contraseñas. E incluso ‘secuestrar’ nuestro PC. Por ello, conviene que abramos los citados canales sólo cuando los usemos. Realizarlo de manera manual, no configurarlo automáticamente. Y en el momento que dejemos de utilizarlos, cerrarlos. 

¿Cómo abrir los puertos del router?

Con los conceptos, vamos con el meollo: cómo abrir puertos en el router Livebox Plus y en el router Livebox Fibra, ambos utilizados por las compañías Orange y Jazztel. La diferencia fundamental entre ambos dispositivos es la ONT (del inglés Optical Network Terminal). Mientras que el Livebox Plus tiene la ONT por separado, en el Livebox Fibra viene incluida. El primer router es más idóneo para quienes cuentan con una ONT ya instalada y una conexión por fibra indirecta. No obstante, ambos ofrecen el mismo rendimiento y la apertura de puertos se realiza de modo similar.    

El primer paso consiste en acceder al panel de configuración del aparato. Podemos hacerlo desde un ordenador conectado con un cable Ethernet o vía WiFi. O desde el teléfono móvil, con la necesidad de conectarse a una de las dos redes Wifi que genera el Livebox. La contraseña aparecerá en una pegatina situada en la parte inferior del router, salvo que la hayamos cambiado previamente. 

Cuando ya tengamos conexión con el dispositivo, debemos abrir el navegador web y meternos en una de las tres siguientes direcciones: http://192.168.1.1, http://liveboxfibra y http://liveboxplus. Después, veremos un menú en el que habremos de identificarnos. En la parte superior derecha, veremos los apartados ‘usuario’ y ‘contraseña’. El usuario será “admin”. Y la contraseña, la clave WiFi del adhesivo del router. Una vez escritos, pulsaremos ‘enter’.

Una vez dentro del menú, iremos a ‘configuración avanzada’ y posteriormente a ‘configuración de la red’, situado a la izquierda de la pantalla. Antes de empezar con la apertura de puertos, seleccionaremos la pestaña “UPnP” para cerciorarnos de que la casilla “Habilitar UPnP IGD” está pulsada. Esta opción permite que las aplicaciones abran los puertos del router automáticamente.  

Después, pulsaremos en la pestaña “NAT/PAP”. A continuación, pincharemos en “aplicación/servicio”, donde podremos personalizar las reglas. Introduciremos el puerto de la máquina local en “puerto interno” al que deseamos redirigir el tráfico externo. Y en “puerto externo” escribiremos el puerto o rango de puertos externos.

Para concluir, escogeremos el “protocolo” entre la terna de opciones: TCP, UDP o ambos. Y en la sección “dispositivo”, seleccionaremos el equipo que usamos: un ordenador, un móvil, una tablet o cualquier otra. Y como último paso, pulsar en “añadir” para guardar la configuración realizada. Como podrás comprobar, tendrás las opciones de activarla, desactivarla o borrarla cuando quieras. 

¡Y ya está! Con estos sencillos pasos, logramos abrir los puertos de los router Livebox Plus y Livebox Fibra. Una manera práctica e idónea para obtener toda la potencia y rapidez de nuestra conexión a internet. 

Configuración