Saltar al contenido
Internetizados

Internet rural: ¿Qué es y cuáles son los principales tipos de conexión en zonas rurales o con poca cobertura?

Qué es la internet rural

¿Tienes planes de salir de viaje y te preocupa perder tu conexión con el mundo? Es normal en estos días porque el Internet se ha vuelto una parte crucial de nuestra vida, sobre todo para mantenernos comunicado con nuestros seres queridos.

Ya seas influencer o quieras contarle cómo va tu viaje a tus amigos y/o familiares, el Internet rural se perfila como tu “salvación” si planeas viajar a algún lugar remoto. Quizás jamás hayas escuchado sobre el Internet rural, pero descuida, te vamos a contar cómo funciona y cómo puedes utilizarlo en tu ordenador y Smartphone durante tu viaje.

¿Cuál es la diferencia del Internet rural y la conexión urbana?

Primero que nada, las líneas telefónicas son las que predominan en este mundo y con razón, puesto que los datos son los que te permiten mantenerte comunicado, ¿aun en una montaña? Así es, aunque estés en pleno desierto, bosque o montaña.

Ahora bien, ¿la velocidad será la misma? La respuesta es evidente: no, en lo absoluto. no hay una instalación de fibra óptica en estos ambientes remotos, por lo que ver un vídeo en HD es casi imposible. Pero oye o lee mejor dicho, podrás contar tus experiencias y comunicarte con quienes te importan.

Las conexiones rurales que puedes encontrar

Si todavía tienes pensado en irte de viaje o visitas zonas rurales con frecuencia, tienes que considerar tus opciones de conexión rural. Por ello, te presentamos todas las opciones que puedes considerar a continuación:

Conexión vía Hotspot

También se le conoce como “tecnología de conexión” por cientos de usuarios y te permite ingresar a Internet por medio de una red inalámbrica que se conecta directamente al proveedor y un enrutador. Te cuento un secreto: algunos móviles pueden ser tu Hotspot.

¿Alguna vez has estado en aeropuerto y has visto una conexión WiFi libre? En ese caso, te cuento que ya te has conectado a un Hotspot sin saberlo, ya que es común encontrarlos en sitios con alta demanda debido al tráfico. La mayoría de estos dispositivos permiten cubrir las grandes solicitudes de todos los usuarios sin problemas.

Ahora bien, cuando se trata de su frecuenta varía entre 2.4 y 5 GHz, esto ya puede variar en torno al lugar en donde se encuentre la conexión y esto puede hacer que la velocidad de los datos varíe.

Conexión vía satélite

¿Recuerdas el ejemplo de la montaña y que te dije que aquí no hay cableado ni fibra óptica? Bueno, para estos casos es cuando encontramos la conexión vía satélite donde la tecnología que te mencioné, no se ha instalado -y no se instalará-  todavía.

Trabaja por medio de un haz ascendente y descendente respectivamente que enlazan al satélite y la tierra. Sin embargo, dichas vías de ida y vuelta pueden chocar entre sí y provocar una interferencia, ¿quieres evitarlo? En ese caso deberás buscar la posición geográfica correcta.

Conexión vía WiMax

Esta conexión trabaja con una ráfaga de microondas, en otras palabras, utiliza ondas de radio estándar IEEE 802.16 MAN. Cabe destacar que su nombre es el acrónimo de Worlwide Interoperability for Microwave Acces.

Al igual que la conexión de satélite, esta resulta tu mejor opción si te vas de viaje a una zona donde la fibra óptica o los cables no tienen acceso. Aunque debes conocer el principal problemas de estas conexiones, entre diferentes proveedores es posible que no puedas comunicarte.

A pesar de ello, tienes una conexión móvil y/o portátil de banda ancha en una lista de dispositivos diferentes. En otras palabras podrás utilizarlo como un móvil y obtendrás los servicios de IPTV.

¿Cuáles son las mejores conexiones según la zona en que nos encontremos?

Entre estas 3 modalidades de conexión rural mencionadas, algunas destacan dependiendo de dónde se instalan o se encuentra el usuario -tú-. Si realizas viajes con frecuencia, debes saber por cuál de ellos optar en cada ocasión.

El WiMax y su velocidad

El XíMax te ofrece variar la velocidad de descarga entre 3 y 9 Mb, dependiendo del plan que instales. Además, se vuelve una alternativa ideal para zonas no urbanas. Cabe destacar que puedes agregarle el servicio de telefonía aparte de tu conexión a Internet, pero esto ajustará su precio final.

El satélite y su falsa cobertura de 100%

“A donde tú vas, nosotros vamos”… Vale, no te creas esto. Todas las conexiones por satélite tienen una limitación y como ya te dijimos arriba, debes ubicarte en la zona correcta para una mejor cobertura.

Sin embargo, ofrece una mejor velocidad que, dependiendo de tu plan puede ajustarse a los 30 o 50 Mb, que es mayor a la velocidad del WiMax. Además, puedes incluir una línea fija a tu móvil.

Hotspot, a mayor velocidad mayor costo

Aquí aparece como superman la red 3G y 4G, pero se equipara al superhéroe del cine por la velocidad de carga que varía entre los 50 y 80Gb, sin mencionar que puedes optar por el consumo ilimitado gracias a un servicio pospago.

Esta conexión funciona vía satélite como la anterior, pero a diferencia de ella, las empresas telefónicas ofrecen una cobertura a todo el territorio nacional. Por ello ofrece más velocidad, sin embargo, viene a ser la opción más costosa de todas.

¿Cómo escoger el tipo de conexión rural?

No te queremos quitar las ganas de tu viaje, es más, sabemos que no lo haremos. Esto no quiere decir que tengas convertirte en un cavernícola y aislarte de la civilización, ya que con una buena conexión rural te mantendrás conectado con tus amigos y/o familiares.

Ahora bien, estas opciones se perfilan como tus opciones y cada una de ellas varía según tus necesidades. Puede que si te vas a la playa, no necesites una conexión por medio de Hotspot, ya que el satélite llegue sin problemas, pero que no suceda lo mismo si te vas a una isla.

Por lo tanto, la mejor opción siempre variará según tu destino, aunque si nos permites recomendarte una opción, utiliza el Hotspot. No es secreto para nadie que tiene una cobertura casi completa, aunque puede que no tenga piedad con tu bolsillo.

Configuración