Saltar al contenido
Internetizados

¿Qué es una placa base, para qué sirven y qué debo tener en cuenta al elegirla?

Placa madre

Sea que necesites montar tu propio ordenador, o estés averiguando cual es la mejor placa base para comprar uno ya premontado, es necesario tener en cuenta los factores determinantes para hacer una elección adecuada.

Si no tienes conocimiento al respecto, no te preocupes, en este artículo te explicaremos desde lo más básico a lo más práctico para que tomes una buena decisión.

Qué es una placa base

La placa base se le llama de distintas maneras: tarjeta madre, motherboard, mainboard y placa principal.

Esta se trata de una tarjeta de circuito impreso, esto es, una superficie donde se colocan pistas de material conductor sobre una base no conductora, lo cual hace que se interconecten distintos componentes electrónicos. Estos componentes son aquellos que constituyen el ordenador.

Para que sirve la placa base

La placa base es un componente fundamental en el funcionamiento de un ordenador. Esta sirve para que los diferentes componentes se interconecten y puedan procesar toda la información que recibe el computador.

En otras palabras, la placa base constituye la base física (hardware) sobre la cual funciona el ordenador.

Componentes de una placa base

Una placa base esta compuesta por distintos componentes:

  • Ranuras de RAM: estas vienen con un par de slots para insertar las memorias RAM.
  • Zócalo del CPU: también es conocido como socket, allí es donde se coloca el microprocesador para que se conecte con el resto de los componentes por medio de un bus frontal. Las placas bases pueden contar con uno o dos zócalos.
  • Reloj: es el encargado de regular las velocidades de ejecución del microprocesador, como también ejecuta la misma función para los periféricos (mouse, teclado, monitor, USB, etc).
  • Conectores de alimentación eléctrica: son variados para comunicar diferentes cargas eléctricas para los diferentes componentes.
  • Chipset: son una serie de circuitos electrónicos que se encargan de la transferencia de datos.
  • CMOS: una memoria pequeña que almacena información como la hora, secuencia de arranque, y la configuración del equipo. Por esta razón cuenta con una propia batería.
  • Conectores de entrada y salida: estos son todos los conectores que, por así decirlo, hacen entrar y salir información. Como los puertos USB, jacks de audio, RJ-45 (para conexión a internet), etc.
  • Ranuras de expansión: estos son slots para adaptar tarjetas de expansión, las cuales sirven para aumentar el rendimiento del ordenador.
  • La BIOS: es un programa de arranque que permite la comunicación entre el microprocesador y algunos periféricos.

A la hora de decidir que tipo de placa base vas a adquirir es necesario que tengas en cuenta estos componentes, ya que dependiendo de las características del ordenador que requieras estos jugarán un rol fundamental.

Tipos de placa base

En esencia, las placas bases se clasifican de la siguiente manera:

  • ATX: son placas base estándar, de usos muy variados, los puedes encontrar desde oficinas hasta para juegos. Generalmente son consideradas de gama media, de modo que tienes que estar atento a sus características específicas.
  • E-ATX: estas son usadas para estaciones de trabajo y servidores, cuenta hasta con 8 módulos de memoria RAM.
  • Micro-ATX: un 25% más pequeñas que las ATX anteriores, encajan para ordenadores pequeños y de oficina, incluso para PC Gaming de bajo coste.
  • Mini-ITX: son placas base bastante compactas en tamaño y densidad, buscadas especialmente para ubicarlas en espacios reducidos.

Aunque es cierto que puede haber más, actualmente estas son las placas que se suelen manejar en el mercado. Otros tipos de placas base han pasado a la historia y algunas otras (como la privativa) no es usada para fines personales.

Consejos para elegir la placa base perfecta

Al momento de escoger que placa base comprar, tiene que tener en cuenta que va a depender del uso que le quieras dar: sí es para trabajo de oficina, diseño gráfico, desarrollo web, gaming, etc.

Generalmente las consideraciones que deberías tener son las siguientes:

Factores a tener en cuenta para una placa base para Gamer

Algunos de los factores más fundamentales para este tipo de ordenadores son:

Socket

Como es el lugar donde se ubica el microprocesador es determinante para el buen funcionamiento del ordenador. Los más recomendables son el LGA 1151 (para Intel), y el AM4 (para AMD).

Chipset

Una buena conexión con los periféricos es un asunto de vida o muerte (en los video juegos), además de que el ordenador deberá hacer rápido su trabajo para mantener un nivel de coordinación y reacción perfecto.

Los ordenadores Gaming deben soportar técnicas overlocking, por lo que requieren un chipset que soporte grandes exigencias. La capacidad que tenga para ello se verá en la cantidad de líneas (Lanes) que posea, a mayor cantidad de ellas mayor capacidad de soporte.

Los más recomendables en este sentido son chipset Z390 para Intel y chipset X470 para AMD.

Ranuras de expansión

Es determinante que un ordenador Gaming tenga la capacidad de soportar agregados de alto rendimiento.

En este sentido debes tener lo mínimo que debe soportar: unos 16GB de RAM (suele ser lo mínimo que exigen ciertos juegos), y en algunos casos 32GB.

En cuanto a la tarjeta gráfica debes tener en cuenta que las ranuras PCIe funcionen adecuadamente, o que aguanten la capacidad requerida por los video juegos.

También necesitarás por los menos unos 6 USB 3.0, o por lo mínimo 2.0, la comunicación lenta en este sentido podría ser fatal.

Factores para una placa base para diseñadores

Al igual que en otros apartados de esta sección, todo va a depender del tipo de exigencias que tengas para el trabajo: no es lo mismo trabajar con diseño 3D y vídeo, que solamente trabajar ilustración vectorial.

No obstante, en términos generales, los componentes que tienes que tener en cuenta en tu placa base son los siguientes:

Socket

Este elemento es indispensable, esto es debido a que el procesador de los ordenadores para diseño gráfico es fundamental, especialmente si vas a renderizar vídeos. En este sentido es recomendable buscar una placa base que aguante un procesador Core i7-8700K (Intel) o Ryzen 7 (AMD).

Ranuras de expansión

Las ranuras de expansión son importantes para la recepción de las tarjetas gráficas, por lo menos debería soportar una Nvidia básica. No obstante, te recomendamos investigar qué tipo de tarjeta grafica se adapta mejor al tipo de trabajo que realizas con frecuencia, y buscar una placa base que sea compatible con ella.

Memoria RAM

Las ultimas actualización de Adobe recomiendan tener 16GB de RAM para que funcionen a la perfección, y si utilizas varios programas al mismo tiempo requerirás mayor potencia, así que un buen objetivo es apuntarle a unos 32GB como mínimo.

Aspectos generales para ordenadores sencillos

Para aspectos no especializados una placa base de gamer de gama baja o una placa base del tipo E-ATX es bastante recomendable para la media. Básicamente lo único que requerirás es una buena cantidad de RAM y buen procesador.

Esperamos que este artículo te haya podido ayudar a determinar que tipo de placa base comprar, teniendo en cuenta las exigencias que tienes y las características disponibles en el mercado.

Configuración