Saltar al contenido
Internetizados

Teletrabajo: consejos para tener éxito si quieres trabajar desde casa

Trabajar desde casa

Trabajar desde casa es cada vez una opción más valorada para desarrollar nuestra actividad profesional. Por desgracia, hoy en día no es fácil encontrar un buen trabajo, y mucho menos uno que te permita trabajar en casa cómodamente. Pero no hay que desesperar, desde estas líneas voy a tratar de informaros de como aprovechar la oportunidad para ganaros la vida gracias al teletrabajo.

Como detallaré posteriormente, podemos trabajar desde casa por cuenta ajena (para una empresa o terceros). Afortunadamente, muchos empresarios cada vez tienen la mente más abierta al llamado teletrabajo o trabajo online, siendo conscientes de que ese formato de trabajo es altamente recomendable para muchos de sus empleados, especialmente para aquellos que tienen que invertir mucho tiempo para llegar a su trabajo. Si es cierto que en esta modalidad debemos mantenernos alerta ante las posibles estafas.

De igual forma, también podemos trabajar desde casa por cuenta propia, que es realmente a lo que yo me dedico y me llena de satisfacción. En mi opinión es una forma de mantener el equilibrio trabajo – vida altamente recomendable, y ¿a quién no le gusta eso de ser su propio jefe?

Si te gusta como suena todo esto, sigue leyendo y descubre cómo trabajar desde casa y cuáles son los mejores recursos a tu alcance para ganarte la vida con ello.

Trabajar desde casa: aspectos básicos

Muchas son las personas que frecuentemente me lanzan por mail o a través de mis perfiles en redes sociales preguntas como ¿Cómo puedo trabajar desde casa? ¿Se puede ganar dinero desde casa? ¿Qué trabajos o ideas para trabajar en casa me recomiendas? La respuesta a estas preguntas es verdaderamente difícil. Solamente puedo ofrecer respuestas generales, ya que no conozco sus antecedentes personales, formación, experiencia, habilidades, pasiones, etc. Por ello es tremendamente complicado hacer recomendaciones concretas que sirvan a todos los lectores por igual.

Si queremos trabajar en casa, lo primero que tenemos que hacer es un ejercicio de autoevaluación para determinar cuáles son nuestros puntos fuertes ¿qué se nos da bien? ¿en qué soy bueno?.

Realizado este ejercicio, podemos llegar a pensar “No escribo bien”, “No sé diseñar o programar un sitio web”, “no valgo para trabajar desde casa”, etc. Vamos a dejar de atormentarnos. Existen muchas posibilidades para trabajar en nuestro domicilio además de las típicas y que están en la mente de todos. Solo hay que tener ganas y un poco de ingenio para buscarnos la vida. La realidad es que trabajar cómodamente en casa está al alcance de cualquier persona, no hay ningún secreto.

Locución de voz, edición de textos, mecanografía, asistencia virtual, contabilidad, traducción, ventas, desarrollo de software, diseño web, consultoría… todos tenemos alguna habilidad profesional que explotar. Muchas empresas y autónomos están a la caza de profesionales independientes que les puedan ayudar con pequeños trabajos que no precisan de un empleado a tiempo completo. Pero.. una hora de trabajo por aquí, cuatro por allá, y a final de mes podemos llegar a tener un buen pico en nuestra cuenta corriente. Creo que este es un buen momento para enlazarte a mi guía para freelancers, un buen compendio de consejos para trabajar de forma independiente.

También hay miles de posibilidades de convertirte en tu propio jefe, y aquí Internet te puede tender la mano. Existen miles de tutoriales en la red para formarte en cualquier materia de forma gratuita, ¿has pensado en crear un blog? (lo siento, es mi debilidad).

Además de la formación y experiencia que puedas tener, existen otras preguntas que debes hacerte antes de comenzar a trabajar desde casa:

  • ¿Tengo un puesto de trabajo estable?
  • ¿Porqué quiero trabajar desde mi casa?
  • ¿Cuánto dinero necesito ganar mensualmente?
  • ¿Cuánto dinero estoy dispuesto a invertir en el negocio?
  • ¿Cuántas horas diarias quiero trabajar?
  • ¿Estoy dispuesto a seguir formándome?
  • ¿Cuáles son mis intereses?
  • ¿Qué tipo de personalidad tengo?
  • ¿Tengo el apoyo de los que me rodean?

Trabajar desde casa para las personas adecuadas puede ser un sueño hecho realidad, pero para las equivocadas puede convertirse en una auténtica pesadilla. Comenzar con los negocios desde casa no debe de ser una decisión tomada a la ligera, especialmente si tienes trabajo y/u obligaciones familiares. Valora detenidamente la decisión del trabajo en casa y si crees que está hecho para ti. Reúnete con tu familia antes de dar el salto y considera todos los puntos de vista, las ventajas y sus inconvenientes.

Vale… ya he tomado la decisión, quiero trabajar desde mi casa, ¿lo dejo todo y comienzo mi actividad profesional desde mi domicilio?

No, personalmente te recomiendo que si ya tienes un trabajo, no lo dejes, al menos de momento. Tener una fuente de ingresos estable te ayudará mucho a aliviar el estrés que inevitablemente te producirá comenzar tus negocios desde casa. Además, un trabajo al uso te proporcionará ese punto de experiencia tan necesario en algunas profesiones, mientras tu negocio en casa crece a un ritmo constante.

Si por el contrario no tienes trabajo actualmente, adelante, pon toda la carne en el asador y comienza a ver qué trabajos para realizar desde casa se adaptan mejor a tus habilidades. Una buena idea sería tratar de realizar pequeños microtrabajos (cuidar niños, lavar coches, jardinería, clases particulares…) para ayudarte a iniciar tus negocios desde casa.

Además de montar tu propio negocio, puedes tratar simultáneamente de ganar algo de experiencia (y dinero) con plataformas de microtrabajos independientes. Estás plataformas como Fiver, Forobeta, Workana, etc., son muy interesantes para ir poniendo algo de dinero en tu bolsillo, adquirir experiencia e ir creando una cartera de clientes.

Transcurrido un tiempo, estarás totalmente preparado para perseguir negocios más grandes (y mejor remunerados) y labrarte un futuro profesional. Independientemente del tipo de trabajo desde casa que vayas a realizar, actualmente una página web propia y perfiles en las principales redes sociales son requisitos prácticamente obligatorios para darte a conocer al mundo. Será tu carta de presentación. Hoy por hoy las oportunidades laborales están en Internet, máxime cuando has decidido realizar tu trabajo en casa. Estos recursos online no solo son excelentes maneras de hacer publicidad para tu negocio, además son económicas y fáciles de configurar y administrar.

Hay cientos de aplicaciones gratuitas, blogs, comunidades de trabajo y redes sociales que podrás emplear para hacer ese trabajo, para construir tu marca en Internet, algo más importante incluso que tu propio currículum. Fomenta las relaciones con tus clientes para hacer crecer tu negocio, pregúntales que necesitan y ofréceles servicios adicionales a tu alcance para aumentar la facturación de tu negocio.

Para potenciar tu negocio tendrás que dedicar algo de tiempo al día a dar a conocer tu trabajo. Incorpora el email marketing, redes sociales, blogs y eventos de networking a tu rutina habitual. Esto puede parecer un trabajo ingente, pero una vez te acostumbras a realizar estas actividades con frecuencia, no te vas a dar ni cuenta de que estás potenciando tu negocio. Merece la pena y desde aquí te voy a ayudar con todo eso, no te preocupes. La clave para tener éxito trabajando desde casa es aprender a pensar como lo haría un empresario.

A medida que nuestro flujo de efectivo generado por nuestro trabajo va creciendo, podemos comenzar a valorar el reinvertir una parte de nuestros beneficios en nuestro negocio, ya sea en mejorar nuestra presencia online/física, asistir a eventos, conferencias, seminarios, etc., o simplemente formarse mediante la adquisición de libros o cursos en línea (aquí te dejo un artículo sobre los mejores libros sobre emprendimiento en casa que he leído). Existen muchas oportunidades en este sentido, válidas para todos los sectores y bolsillos. Invertir en tu propia formación, te permitirá obtener los conocimientos, habilidades e información necesarios para que ganar dinero desde casa se convierta en una realidad.

Para tener éxito en los negocios que inicies en casa, debes tener muy claro que no hay dinero fácil, que nadie te va a regalar nada. El que te diga lo contrario, sinceramente, te está mintiendo. Solo hay un camino para el éxito, y es el del trabajo duro. Mientras realices tu trabajo en casa ten por seguro que tendrás altibajos, por lo que debes valorar adecuadamente tus éxitos y aprender de tus fracasos. Si aceptas que el trabajo duro es el único camino, aumentarás tu motivación y mejorarás tus objetivos.

Trabajar desde casa puede parecer una utopía, un sueño lejano, pero si te armas de valor y das el primer paso, estarás muy cerca de que se convierta en realidad.

Deja el miedo y las excusas a un lado

Muchas personas que desean ganar dinero desde casa experimentan diferentes miedos, que les hacen posponer el inicio de la actividad. Quizás sea tu caso:

  • Miedo al fracaso.
  • Miedo sobre los que los demás puedan pensar de nosotros.
  • Miedo a no cumplir las expectativas puestas en nosotros, a no ser lo suficientemente buenos.
  • Miedo a la responsabilidad y, finalmente, al éxito.

En otros casos son simplemente excusas que nos autoimponemos para no salirnos de nuestra zona de confort. ¿Quién no ha escuchado alguna vez comentarios como estos?

  • Mi jefe ni de casualidad me dejaría teletrabajar.
  • No hay trabajos desde casa, eso son cuentos de viejas.
  • No puedo arriesgarme a perder lo que tengo actualmente.
  • No se puede vivir de un blog.
  • No se puede vivir de Adsense.
  • No tengo tiempo para formarme.
  • Cuesta una pasta eso de vivir de Internet.
  • Los trabajos en línea no están hechos para mi.
  • La mayor parte de los empresarios fracasan.

Y así hasta el infinito…

Esos miedos son un problema muy importante, te mantienen anquilosado y paralizado, lo que finalmente te impide dar un paso al frente para crear un negocio próspero y exitoso desde tu hogar. Cuando consigas hacer callar esos miedos que te impiden salir de esa zona segura de confort, comenzarás a sentir más confianza en tu negocio y ver las oportunidades que se presentan ante ti. Evita la zona de confort y mantente en la zona de crecimiento.

Una de las técnicas que puedes utilizar para hacer frente a tus miedos es verte a ti mismo como un experto en tu campo, en tu sector. Tienes muchas cosas increíbles que compartir con el mundo, y muchas personas que necesitan exactamente lo que tu les puedes ofrecer. Sin duda, eres especial y tienes habilidades únicas, solo tienes que convencerte de ello para disfrutar del éxito de tu negocio.

Por supuesto, el miedo puede tener un impacto tremendamente negativo en tu crecimiento como empresario. Este miedo al fracaso tirará de ti hacia atrás, saboteará tus esfuerzos y hará que pongas continuamente excusas para no avanzar en tu camino al éxito.

Un paso fundamental para acabar de un plumazo con tus miedos es identificar la fuente, ¿de dónde provienen esos miedos? Por desgracia, muchas veces todo miedo encuentra su fundamento en el miedo al fracaso y en lo que nuestros amigos y familia pensarán de todo ello. Tienes que evitar estos pensamientos. Toma cada emprendimiento en casa como una oportunidad, como un camino que tienes que recorrer para obtener el éxito en los negocios. Imagínate a ti mismo viviendo el sueño de trabajar desde tu casa y ganando dinero con ello. No dejes que las opiniones de los demás influyan en tu decisión y rodéate de gente positiva, con ideas afines y que resulten una inyección diaria de moral.

Es muy posible que no conozcas muchas personas que compartan tu entusiasmo por trabajar desde casa, pero una vez más Internet puede ser un gran aliado, ya que existen muchos foros sobre esta temática (tanto generales como especializados en Internet) o sitios web como el que estás visitando en estos momentos.

Pros y contras de trabajar desde casa

Sin duda, como todo en la vida, trabajar desde casa tiene su parte buena y su parte mala (o no tan buena). Debes analizar con detenimiento todas las circunstancias que se dan en esta modalidad de trabajo y ver si realmente es lo que necesitas ahora mismo en tu vida. Para ello, puedes consultar dos artículos que he preparado para ayudar a decidirte:

  • Ventajas de trabajar en casa
  • Desventajas de trabajar en casa

Si me pides una opinión sincera, en mi caso, una vez analizados los pros y los contras de emprender en casa, los aspectos positivos ganan de paliza a los negativos. Hoy por hoy estoy centrada en conseguir mi objetivo, y creo que voy por el camino correcto.

Requisitos legales para trabajar desde casa por cuenta propia

En los tiempos que corren, trabajar desde casa se ha convertido en algo cada vez más habitual. Infinidad de personas, hombres y mujeres, jóvenes y adultos, se ponen a diario manos a la obra para trabajar desde su domicilio, pero ¿cómo hacerlo legalmente? Es decir, ¿cuáles son los requisitos legales para trabajar en tu domicilio por cuenta propia?

Emprender desde la comodidad de la casa es algo que cada vez hacen más personas, pero hay que recordar que existen una serie de requisitos legales que han de cumplirse, requisitos que dependerán en buena medida del tipo de negocio que se desee crear en la vivienda, ya que es evidente que no es lo mismo crear un negocio en el cual se realice todo a través de Internet que crear una peluquería en la vivienda.

¿Qué necesitas para trabajar en casa por cuenta propia?

Antes de dar ningún paso en falso, resulta esencial echar un vistazo a lo que dicen concretamente tanto los Estatutos de la Comunidad de Propietarios como las Normas de Régimen Interior. En otras palabras, resulta importante asegurarse que la actividad profesional que se desea llevar a cabo desde el domicilio particular se encuentra registrada.

Como es evidente, como cualquier otro negocio, también resulta clave tener muy presentes los trámites genéricos a llevar a cabo antes de comenzar cualquier actividad, independientemente del tipo de negocio que se desee realizar desde casa:

1. Darse de alta en la Agencia Tributaria (Hacienda).

2. Inscribirse en el registro mercantil, en aquellos casos en los que exista una empresa de por medio y no se sea autónomo .

3. Darse de alta en la Seguridad Social.

Además, se deberá tener muy en consideración que la actividad profesional que se pretende llevar a cabo no es una actividad peligrosa, nociva, insalubre o molesta para los vecinos que residen en el edificio, en cuyo caso los vecinos se podrían oponer claramente al desempeño de tal actividad.

Por otro lado, habrá que tener muy en cuenta la normativa vigente. Destacar que las normativas suelen variar considerablemente entre las competencias municipales y autonómicas dependiendo del municipio donde se desee montar el negocio. Por ello habrán de tener en cuenta las Normas Urbanísticas y Ordenanzas municipales. Se recomienda acudir al Ayuntamiento, donde te podrás informar si el uso al que quieres destinar tu vivienda se ajusta a la normativa vigente en este edificio y municipio.

Normalmente, actividades profesionales como, por ejemplo, los despachos de psicólogos, abogados o arquitectos no suelen contar con ningún tipo de prohibición. Es esencial tener en cuenta que la solicitud de la licencia para implantar un negocio en el domicilio ha de realizarse de manera previa, antes de iniciar cualquier tipo de actividad.

Según el tipo de actividad profesional que se desee llevar a cabo desde el hogar, es posible que se pueda solicitar al emprendedor el cumplimiento de una serie de requisitos como las medidas concretas que tiene la vivienda, la licencia de apertura, las condiciones de higiene, las características concretas de la entrada y la salida de la vivienda, entre otros aspectos importantes.

Destacar que lo más recomendable será que el negocio se constituya mediante una persona jurídica, es decir, una persona que se encargue personalmente de gestionar todos los permisos y licencias necesarios para iniciar una actividad profesional en el domicilio particular.

Es importante que el negocio en el domicilio cumpla con todos los requisitos legales, ya que solamente de este modo un profesional por cuenta propia que trabaje desde su vivienda contará con la protección legal necesaria, de lo contrario en caso de que pudiera surgir cualquier tipo de problema la persona no podrá beneficiarse de ningún tipo de protección. Es indispensable evitar saltarse todo el papeleo y disponer de todas las licencias necesarias para evitar que pudieran producirse graves sanciones.

Hay que señalar que solamente aquellas actividades que no ocasionen ruidos o molestias para los vecinos, actividades artesanales o artísticas, no precisan de la solicitud de una licencia de apertura para llevar a cabo su actividad profesional y, siempre y cuando, no se realice la venta directa al público.

No son pocas las personas que creen que pueden llevar su actividad profesional en casa sin contar con ningún tipo de permiso o licencia. Craso error, ya que ello puede generar muchos problemas. Tener todo en regla a la hora de montar un negocio en casa es mucho más que una obligación, es una necesidad.

Requisitos legales para trabajar desde casa por cuenta ajena

A la hora de trabajar desde casa por cuenta ajena, actividad conocida como teletrabajo, pueden surgir infinidad de dudas que se conviertan para muchos en auténticos quebraderos de cabeza. ¿Qué requisitos legales son necesarios para poder trabajar desde el domicilio por cuenta ajena? Tener claros los pasos a seguir para llevar a cabo cualquier actividad profesional desde el domicilio es clave para no incurrir en ningún delito.

Cada vez más trabajadores prestan sus servicios desde casa, y ello es posible gracias a Internet y la gran flexibilidad que brindan cada vez mayor número de empresas. El trabajo a distancia, el trabajo desde casa, se veía como algo imposible hace unos años, sin embargo en la actualidad se ha convertido en una realidad en la que se ven involucrados infinidad de trabajadores.

Principales requisitos legales para trabajar en casa para una empresa (teletrabajo)

A la hora de desempeñar un trabajo desde el hogar, a la hora de trabajar desde casa por cuenta ajena, nos podemos encontrar básicamente con dos situaciones posibles:

Trabajadores a distancia contratados

Por una parte, podemos encontrar el trabajador a distancia que trabaja para una empresa y al cual, como a cualquier otro trabajador presencial, se le da de alta en la Seguridad Social en el régimen general. En otras palabras, es un trabajador más pero que, en lugar de acudir a un local u oficina física, desempeña sus tareas o actividad desde el propio hogar. Indudablemente este es el ideal, aunque no todos los trabajadores a distancia por cuenta ajena se encuentran con esta situación.

A pesar de ser un trabajador a distancia, los trabajadores contratados por una empresa no dejan de ser trabajadores por cuenta ajena, de modo que la empresa ha de facilitar al trabajador los medios necesarios para poder ejecutar su actividad diaria (teléfono, ordenador, programas informáticos, etc.), además de llevar un control de la actividad del trabajador, debiendo este último cumplir con las labores para las cuales ha sido contratado.

Falsos autónomos

Por otro lado, nos podemos encontrar con aquellos trabajadores que trabajan para otras empresas desde su propio hogar, pero lo hacen dándose de alta como autónomo para desempeñar la actividad profesional, lo que se conoce como falso autónomo. Por norma general, podemos encontrar tanto las empresas que se hacen cargo de pagar la cuota de autónomos a sus trabajadores a distancia, como las empresas que no se hacen cargo de dicha cuota.

En este último caso hay que destacar que, dependiendo de cómo se articule, podría llegar a ser una acción ilegal, ya que muchas empresas lo que buscan es ahorrar los costes de mantener en plantilla a un trabajador, con todo lo que ello conlleva. También se pueden encontrar los profesionales a distancia que simplemente ofrecen sus servicios a una empresa y buscan trabajar como autónomos con la libertad que ello conlleva y no quieren entrar a formar parte de la plantilla de una empresa. Además, ello les permite poder compaginar su trabajo por cuenta ajena con sus actividades freelance.

En el caso de trabajar desde casa por cuenta ajena como autónomo, bien se encargue la empresa de los costes asociados como si es el propio trabajador, se deberá llevar a cabo los siguientes pasos para que se trate de una actividad llevada a cabo legalmente desde el domicilio:

A) Darse de alta en la Agencia Tributaria (Hacienda).

B) Darse de alta en la Seguridad Social.

En otras palabras, los falsos autónomos tienen las mismas obligaciones que cualquier otro trabajador autónomo que trabaje por cuenta propia. Es decir, deben darse de alta en Hacienda y Seguridad Social, además de presentar las declaraciones correspondientes y pagar IVA e IRPF en el caso que salga a pagar.

Se sobreentiende que para ambas opciones, solamente es posible trabajar desde casa para aquellas actividades que puedan realizarse en el hogar, es decir, actividades que no sean molestas, peligrosas o nocivas, actividades que no generen malestar en el vecindario. En caso contrario no podría llevarse a cabo dicha actividad.

Es decir, antes de trabajar desde casa por cuenta ajena se deberá comprobar, acudiendo al Ayuntamiento de la población, si es una actividad que puede desarrollarse desde el hogar, así como consultar los Estatutos de la Comunidad de Propietarios.

Se te vas a dedicar al mundillo de Internet, y más concretamente a los blogs monetizados por Adsense, te puede venir bien una guía de facturación de Google Adsense.

Cómo legalizar una actividad económica en un domicilio particular

No son pocas las personas que se preguntan si puede utilizarse la vivienda particular como residencia y a su vez como local de trabajo, y si es posible cómo puede legalizarse la actividad económica que desea desempeñarse. La realidad es que este tema es muy amplio, ya que nos podemos encontrar con infinitas situaciones, multitud de casos especiales e infinidad de circunstancias de los más dispares.

A la hora de legalizar una actividad económica en una vivienda particular no son pocos los puntos o aspectos que se deberán tener en consideración para que la actividad sea completamente legal y segura. Es precisamente por este motivo que merece la pena detenerse a conocer cuáles son aquellos puntos a considerar antes de comenzar una actividad económica en un domicilio particular.

Qué necesitamos para ejercer una actividad económica en un domicilio

Si te has decidido a poner en marcha una idea emprendedora desde tu hogar, resulta importante conocer cómo poder legalizar dicha actividad. Antes de nada será preciso consultar los Estatutos de la Comunidad de Propietarios y consultar en el Ayuntamiento del municipio para comprobar que no es una actividad prohibida.

Generalmente, no suele haber problema en poder desempeñar un gran surtido de actividades económicas desde el domicilio, siempre y cuando estas actividades no sean consideradas peligrosas, molestas, ruidosas, insalubres o bien ilícitas. Los vecinos podrían negarse a que se llevase a cabo dicha actividad si supone un problema para la Comunidad de Vecinos.

En el caso de que se trate de una actividad en la que se realice la venta de un producto determinado o se ofrezca un servicio concreto, habrá que asegurarse de disponer de una entrada y salida independiente desde el exterior. Si no se dispone de ella solamente quedarán dos opciones:

1. Renunciar a la entrega in situ de los productos que vendas a tus consumidores u ofrecimiento de tus servicios (peluquería, masajes, consultas de psicología, etc.) y distribuir tú mismo a domicilio tus productos, haciéndoselos llegar a tus clientes en persona o por cualquier otro medio, o acudir a domicilio en persona a ofrecer tus servicios.

2. Por otro lado, se podría solicitar a la Comunidad de vecinos un permiso para que tus clientes puedan acceder a tu vivienda a través de las zonas comunes. En este último caso hay que tener en cuenta que gastos de luz, portería y ascensor podrían elevarse, y en el caso de contar con vecinos quisquillosos siempre se podría llegar a un acuerdo económico con la Comunidad de Vecinos, abonando una cuota más elevada para evitar problemas.

Al igual que para llevar cualquier otra actividad por cuenta propia, será necesario seguir una serie de pasos indispensables:

A) Consultar la normativa urbanística en el Ayuntamiento.

B) Conocer la legislación municipal al respecto.

C) Conocer la legislación autonómica al respecto.

D) Darse de alta en el epígrafe correspondiente de la Agencia Tributaria.

E) Darse de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

En el Ayuntamiento será necesario asegurarse de cuáles son las licencias y permisos a conseguir, así como de gestionar las licencias de funcionamiento o licencias de apertura precisas, aunque hay que destacar que el caso de que se trate de un negocio que conlleva la atención al público este requisito es básico. Por norma general, las licencias de funcionamiento no suelen ser difíciles de conseguir y son procesos bastante rápidos, sencillos y económicos.

Es importante conseguir todas las licencias que sean precisas dependiendo de su actividad profesional, de lo contrario estaría operando ilegalmente. Prácticamente todos los negocios necesitan de una licencia de apertura o funcionamiento local o municipal para poder comenzar a llevar a cabo la actividad.

Antes de dar ningún paso en falso será necesario informarse en el Ayuntamiento de la localidad de todos los pasos. Los requisitos para trabajar desde casa varían de una comunidad autónoma a otra, así como según el municipio. Además, las normas van cambiando con rapidez, de modo que se recomienda solicitar información actualizada en la administración que corresponda.

Si tu sueño es trabajar desde casa, ahora ya sabes cómo hacerlo. Si quieres tener éxito en tu negocio, comienza por crear un negocio seguro y completamente legal que no te traiga ningún quebradero de cabeza.

Configuración